LOS DATOS DE LA DIVERSIDAD/ DATA OF DIVERSITY/ LES DONNÉES DE LA DIVERSITÉ

Cambio poblacional según el Padrón Municipal de Habitantes. 2009 / Population change in Spain according to the Municipal Register of Inhabitants. 2009/ Changement démographique en Espagne selon le Rôle Municipal d’Habitants. 2009

 Medir el grado de diversidad  de una sociedad es un empeño todavía difícil. Imagino que alguien, probablemente del campo de las ciencias sociales, estará investigando este asunto. No me cabe duda de que algún estudioso/a estará tratando de establecer cuán diversos somos. Pero mientras los resultados de esa investigación no sean publicados, debemos conformarnos con aproximarnos al hecho a través  de alguno  de sus aspectos relevantes y entre ellos la “diversidad demográfica”.  En este caso me refiero a la población de origen extranjero que vive con nosotros.

 Una buena fuente para conocer este aspecto es el Padrón Municipal de Habitantes, que es el registro de la  población, española o extranjera  que reside en los municipios. Lo gestionan los ayuntamientos, pero se explota globalmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y las Comunidades Autónomas. Es verdad que tiene algunas insuficiencias, pues no todo el mundo se empadrona, tampoco se empadrona siempre a los que lo solicitan, aunque sea una obligación legal y por último no todos los empadronados recuerdan actualizar sus datos, entre otros fallos. Además la población comunitaria no tiene la obligación de empadronarse y los provenientes de los países más ricos tienden a no hacerlo.

 Pese a todo, es una fuente insustituible, la más fiable,  para el conocimiento de la población y a sus últimos datos me refiero. Han sido publicados por el  INE los correspondientes al año 2009. Repito que la población extranjera es un aspecto relevante, pero sólo parcial, del hecho de la diversidad en un país. Pero permite calibrar el cambio poblacional, probablemente base de los demás cambios  y por ello permite intuir  cuestiones culturales, laborales, económicas y sociales, que dan fundamento a la diversidad.

 Veamos algunos datos (a 1 de enero de 2009. No hay otros datos definitivos)

 –       En España hay 5.648.671 habitantes de origen extranjero, es decir el 12,08% de la población total, que es de 46.745.807 habitantes.

–         Esta cifra ha aumentado frente al año anterior, en concreto hay 379.909 extranjeros más que en 2008 (un 7, 21% más )

–         Del crecimiento total de la población del 2008 al 2009, 587.985 habitantes, la mayor parte son extranjeros, 379.909. Dicho de otro modo el 64,6 % de los nuevos residentes en España, es gente que ha venido de otros países.

De estos datos pueden derivarse algunas hipótesis que convendría contrastar. Pero no deja de ser curioso que en plena crisis, siga incrementándose la población de origen extranjero. Y eso parece estar ocurriendo, pese a que es evidente que se están produciendo retornos. El empleo ya no es un aliciente para los que llegan, pero debe seguir existiendo algo de “trabajo” que pueden desarrollar estas personas extranjeras. Con independencia de los jubilados comunitarios que se asientan en algunos territorios de la Costa mediterránea, siguen llegando ciudadanos de terceros países para los que su situación de origen es mucho peor. 

Por otra parte si miramos como se distribuye esta población en el territorio español vemos lo siguiente:

–         Las cuatro Comunidades que más extranjeros registran: Andalucía, Cataluña, Valencia y Madrid, suman la mayoría de la población de origen extranjero. Estas cuatro Comunidades autónomas recogen el 58,3% de la población total, pero el 67,6% de todos los extranjeros que hay en España.

–        Todas las Comunidades y Ciudades Autónomas han crecido en número de personas de origen extranjero. No hay excepciones. Cataluña, Madrid, Andalucía y Valencia, por ese orden, las que más.  Las CC.AA. que más proporción de extranjeros tienen registrados, respecto de la población total, ahora son Baleares (21,7%) y Valencia (17,5%) seguidas por Madrid (16,7%) y Murcia (16,3%). Esta presencia de población extranjera tiene significados diferentes en cada caso. En Baleares parecen ser mayoría los residentes centroeuropeos de tercera edad, en Valencia éstos tiene aún cierto peso, pero en Madrid y Maurcia son trabajadores en su inmensa mayoría.

–         De las 17 Comunidades Autónomas, más las ciudades de Ceuta y Melilla, 8 se encuentran por encima de la media de proporción de población extranjera en España (12,08%), a saber: Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña, Valencia, Madrid, Murcia y La Rioja. Es decir, la mayoría de las regiones más ricas y las de mayor crecimiento, junto a otras que reciben población extranjera por razones geográficas (caso de Canarias). Al acudir a las regiones de mayor crecimiento, la población extranjera ha reforzado probablemente este rasgo, porque durante años con su esfuerzo, han incrementado las posibilidades de desarrollo en esos  mismos sitios.

Habría que esperar a tener datos para el año 2010, los provisionales saldrán hacia el mes de abril-mayo de este año, para ver si estas tendencias se mantienen. Pero todo apunta a que así será. Seguiremos teniendo saldos migratorios positivos, por la presencia de población extranjera, que seguirá acudiendo a nuestro país con un proyecto personal de mejora de sus condiciones de  vida. En busca de oportunidades que no tienen en sus países de origen, sean jubilados centroeuropeos o braceros africanos. En ese contexto el trabajo o el empleo son fundamentales, pero no parece que sean la única razón.  Por eso tal vez sigan viniendo. Por cierto, no deja de ser ilustrativo el hecho de la población inglesa. A pesar de las noticias algo alarmantes que la prensa inglesa gusta publicar sobre España y de la caída de la libra esterlina respecto al euro, el número de ingleses residentes no hace sino aumentar: del 2008 al 2009, 22.746 ingleses más se unieron a los 352.987 ya residentes en España en el 2008, un 6,4% de incremento.

Volviendo al leit motiv de este blog, no hay que olvidar que las personas extranjeras, en general, nos aportan, además de su trabajo, también sus culturas, sus modos de entender la vida, de relacionarse y de esforzarse por salir adelante.  Esta es una aportación que podríamos llamar presencial, que va mucho más allá de lo que la globalización nos ofrece vía virtual. Ojala sepamos integrar esta riqueza en nuestro acervo social, de forma equilibrada, evitando su desperdicio. Para eso, hay  que procurar que  la diversidad que implica esta variedad de orígenes, sea bien gestionada, impidiendo que pueda convertirse en causa de fricción social.

Quien esté interesado en profundizar en estos datos y en similares cuestiones demográficas, puede acudir a las direcciones web siguientes:

http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=/t20/e245/&file=inebase

 www.juntadeandalucia.es/empleo/opam/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: